DEMANDA ANTE EL TJUE

Acabamos de presentar demanda de medidas cautelares urgentes ante el tribunal de Justicia de la UE en relación con el proyecto de la Comisión Europea para modificar distintas Directivas que afectan a la seguridad del medio ambiente y las personas, permitiendo ensayos clínicos de vacunas resultantes de la liberación y uso de organismos genéticamente modificados.

Concretamente hablamos de las vacunas supuestamente diseñadas para combatir una supuesta enfermedad causada por un presunto coronavirus.

Y hablamos de presunciones porque el coronavirus que todavía no ha sido completamente secuenciado, o su secuencia no ha sido publicada, ha sido la excusa perfecta para provocar una crisis mundial. Esa secuencia no ha sido publicada ni puede serlo. Entre otras cosas porque es un virus que va modificándose con cada contagio y va generando infinidad de subtipos, por lo que las secuenciaciones de todos ellos son imposibles.

Ni qué decir tiene que el diagnóstico serológico o con pruebas PCR también es imposible, ya que son pruebas altamente inespecíficas y poco sensibles, creadas a partir de un único subtipo de coronavirus patentado.

Igualmente misterioso es el pronóstico, pues no se trata de una enfermedad mortal ni de gravedad destacable.

Igual de misteriosa ha sido la expansión ya que en el supuesto origen de la crisis, no se cerraron los aeropuertos, ni se vigilaron las fronteras externas, y los propios países corrieron como galgos a repatriar a sus ciudadanos mientras recibían con los brazos abiertos a pateras y turistas chinos.

La cuestión es ¿cómo es posible que si no existe una situación grave, se hayan producido una expansión mundial de la enfermedad, tantos ingresos hospitalarios y tantas muertes?

A principios de la crisis sanitaria un médico de la Sanidad Pública que tanto nos cuida, hablaba de un cambio de contexto ético, y hablaba de una sanidad de guerra donde lo importante era mantener “el bien mayor de la sociedad”, “aplanar la curva” y “mejorar el confort de los mayores”, es decir, eugenesia, eutanasia.

Quizás las cifras obedecen a una guerra irregular (irregular warfare) como lo define en sus documentos la OTAN y la CIA, donde hay un bando conformado por políticos y otro bando conformado por ciudadanos.

Luis de Miguel Ortega

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Defensa Legal, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS, Nuevas Guerras, NUEVO PARADIGMA, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL
Evita la censura
No colabores con ellos… ¡Protege tu privacidad!
La privacidad es un bien común. ¡Defiéndelo!
Crédulos e ingenuos
Categorías del Blog
Archivos del blog
Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Member of The Internet Defense League