Cómo bloquear las señales de programación mental por microondas

montalk.net » 14 Julio 2004. (en PDF)

Original en ingles: http://montalk.net/conspiracy/55/how-to-block-microwave-mind-programming-signals

Todos hemos oído chistes sobre los gorros de papel de aluminio. Pues resulta que en esa idea hay algo de práctico. Las hojas de aluminio atenúan (disminuyen) cierta radiación EM (electromagnética) si tienen una toma de tierra eléctrica y no tocan la piel. Para quienes se sienten fuertemente bombardeados con rayos de microondas desde fuentes como las torres de telefonía móvil, cosa fácil de determinar si tenéis un detector de señales de RF (¿radiofrecuencia?) como el que yo tengo, bloquear esas ondas con hojas de metal con toma de tierra disminuiría mucho la radiación.

Gran parte de la peligrosa radiación EM procede en forma de microondas emitidas por las torres de telefonía. Por experiencia personal, así como escuchando experiencias de otros, estoy convencido de que la polución por microondas, y ser un blanco intencionado de ellas, puede confundir los pensamientos, inducir fatiga, reducir el poder de voluntad, e incluso implantar subliminalmente pensamientos o producir estados emocionales. También pueden ser utilizadas para propósitos de monitoreo.

Utilizando un medidor de potencia de señal de microondas, realicé algunas observaciones objetivas sobre estas señales:

  1. Tienden a ser dirigidas en forma de rayo a través de la ventana de una habitación en la que uno pasa la mayor parte del tiempo, habitualmente la ventana que da a la calle principal.

  2. Se dirigen específicamente a hacer blanco y seguir la pista de una persona dentro de su casa.

  3. La velocidad de seguimiento es lenta, y cuando el objetivo se mueve, la señal tarda varios segundos o minutos en buscar y encontrar al objetivo en su nueva localización.

  4. Cuando el objetivo entra en una zona de su casa en la que no llega la señal, la señal entra en modo de búsqueda amplia, pensando que el objetivo ha salido de casa y está desplazándose por la ciudad.

  5. Cuando la ventana principal se bloquea, en algunos días la señal encuentra otra ventana, o una pared más delgada por la que penetrar.

  6. Se pueden sentir los efectos de esta señal, que puede inducir un ligero dolor de cabeza o una presión en las sienes.

Parece que las torres de telefonía generan estas señales triangulando puntos de confluencia en blancos seleccionados como objetivos a seguir. Esto requeriría que unos ordenadores llevasen a cabo los cálculos necesarios para alterar la señal de cada una de las tres torres de telefonía a fin de triangular el punto de confluencia de señal en la localización del objetivo. Cuando el objetivo se mueve, se deben realizar nuevos cálculos, lo que tarda varios segundos. Quizá haya algo más que genera la irradiación, como satélites.

Estas señales pueden consistir en portadores de microondas con modulación ELF (Frecuencia Extremadamente Baja), y quizá con mensajes codificados de audio o de texto. Algunas posibilidades:

  1. Las microondas resuenan con el ADN, pueden penetrar carne y huesos, atraviesan algunas paredes y ventanas y están ya en uso a través de los teléfonos móviles.

  2. Estas señales producen ondas cerebrales de elevado estado beta, lo que ocasiona hostilidad y estrés, o nivel alfa, lo que induce estados hipnóticos y pensamiento confuso.

  3. Además de las ondas ELF que producen estados cerebrales, el portador también puede transmitir mensajes de sonido. No he verificado qué son estos mensajes, pero podría ser algo similar a: «estás enfadado, no puedes pensar, te rindes, no tienes energía, etc.» Estos mensajes de sonido podrían ser modulados en un portador de microondas a través de modular su frecuencia, en tanto que las señales que producen ELF cerebrales podrían ser moduladas en su amplitud.

  4. El portador podría también tener distintivos emocionales de frecuencia modulada. Podrían inducir ira, frustración, tristeza, o esencialmente cualquier emoción humana dentro de los objetivos vulnerables.

  5. Las ondas estacionarias dentro de los edificios pueden causar la cancelación de fase, convirtiendo la energía EM (electromagnética) en ondas escalares. Estas pueden tener efectos adicionales a nivel psicológico, biológico e incluso paranormal.

¿Quién es el responsable de todo ello? Probablemente las facciones en la sombra de la comunidad de inteligencia-militar. Si desean mantener a la población dócil, e impedir a todos los que disienten que actúen según sus pensamientos de disidencia, ningún medio es inconcebible para lograr esos fines.

¿Qué se puede hacer?

Hay dos cosas que se pueden hacer. Primero, aprender a sobrellevar mejor esas señales. Cuanto más control tengáis de vuestra propia mente y emociones, y más observéis vuestro propio comportamiento, menos influencia tendrán esas señales sobre vuestros pensamientos, sentimientos y comportamiento. Saberlo es la mitad de la batalla.

Segundo, se pueden tomar medidas adicionales para reducir el nivel de radiación EM en vuestro hogar, bloqueando esas señales.

Los métodos estándar de bloqueo de las señales de programación mental por microondas consisten en jaulas de Faraday. Pero las jaulas de Faraday adecuadas, hechas con malla de cobre, son difíciles y caras de fabricar. En cuanto a los sombreros de papel de aluminio, en realidad incrementan la exposición a la señal actuando como antenas y cavidades de resonancia, a menos que tengan toma de tierra. O sea, que olvidaros de ellos.

Una manera fácil y relativamente barata de bloquear las microondas es la siguiente:

1) Compra lo siguiente:

  • blanketVarias mantas térmicas de emergencia. Vienen en pequeños paquetes doblados, y se las encuentra en la sección de camping de los grandes almacenes. Disponibles en Amazon.

  • Conectores banana con cables de prueba cocodrilo. Estos cables son para engancharlos en las mantas térmicas y enchufarlos en el agujero de toma de tierra de vuestros enchufes de electricidad. Disponibles en Amazon.

  • Cables con clip cocodrilo para conectar una manta térmica con la otra. Amazon.

  • Cinta americana (la plateada), cinta adhesiva de embalaje, o cinta de pintor, para colgar las mantas térmicas.

  • Un detector de señales de RF / MW (radio frecuencia / microondas), opcional pero altamente recomendado. Dos que funcionan bien son el RF Signal Detector on eBay (good) y el 3-Axis EMF Meter (orange ball) on eBay (éste es mejor). Los detectores son importantes. Yo les llamo «medidores antiparanoia», porque te confirmarán que no te están volviendo paranoico. Su rango de frecuencia va encima de los 3Ghz mínimo, lo ideal es 6 Ghz. Si está por debajo de esto no recogerá la elevada frecuencia de las microondas. Evitar el detector CellSensor, y cualquier cosa que sea un medidor gauss, puesto que sólo sirven para los campos de baja frecuencia por debajo de los 1000 Hz, como los de los transformadores, las líneas de potencia y los utensilios domésticos, no para la radiación de una torre de telefonía que típicamente está entre el rango de los 900 Mhz hasta los 4 Ghz (4.000 MHz).

  • Si no puedes hacerte con un detector de señales, tendrás que hacerlo por intuición, pensando qué ventanas o paredes cubrir. Una buena elección sería la esquina o pared que está más cerca de tu cama. Algo de protección es mejor que nada de protección. Pero sin un instrumento para medir lo que realmente te está llegando, tu subjetividad puede no resultar muy útil.

2) Utiliza el detector de señales para registrar la potencia de señal relativa en todas las ventanas de la habitación que deseas proteger, preferiblemente el despacho o dormitorio. Incluso puedes mover una bandeja o sartén de metal, manteniéndola a unos 30 cm. del detector, moviéndola alrededor del detector a fin de bloquear el rayo, lo que te indicará desde qué dirección procede el rayo. Dependiendo del tipo de detector, también puede ser que veas picos y depresiones en la potencia de señal, a medida que mueves el detector en una dirección lineal; son los nodos y los anti-nodos de las ondas EM estacionarias que se detectan.

3) Cubre las paredes o ventanas sin dejar huecos, con las mantas térmicas, utilizando la cinta adhesiva para colgarlas y enganchar las partes. No importa qué cara de la manta térmica está tocando la pared, en lo que a efectividad respecta, pero pon la parte metálica (que podría resultar arañada) hacia la pared o ventana a fin de que no restregarla con los chismes de la habitación que la rocen. Si recubrir las paredes es demasiado, entonces tapa solo la ventana. Si te parece demasiado feo, puedes hacer lo mismo fabricándote una «habitación segura» en un armario grande, o colocar tu cama o escritorio en la esquina y tapar la mitad de las paredes adyacentes. Deja algunas aberturas para ventilar.

4) Si es preciso, haz más ancho la punta del enchufe banana insertando un cuchillo o destornillador entre los huecos, y enchúfalo en el agujero de toma de tierra de un enchufe. Es el agujero que está en el centro, redondo. Como esto lo escribo en Estados Unidos, teniendo en cuenta el tipo de enchufes que hay aquí, en tu país mira si son diferentes las conexiones de tierra.

5) Conecta luego las pinzas cocodrilo en la parte de abajo de la manta, de manera que las pinzas pillen ambos lados del aluminio. Luego usa los cables que tienen a ambas puntas pinzas de cocodrilo para conectar una manta térmica con la otra, de manera que la conducción eléctrica se efectúe entre todas las mantas y el enchufe. Cuanto más enchufes de tierra utilices, mejor.

6) Busca la radiación entrante, añade otra manta allí donde fuera necesaria. Después de una o dos horas (o de una o dos semanas), haz una prueba con el resto de ventanas y compara la fuerza de la señal con lo que anteriormente habías registrado. Si ahora muestran una intensa radiación entrante, es que se ha reorientado la señal, y deberás cubrir también esa pared o ventana.

blockSentirás la diferencia. Como experimento, encinta sola la mitad de una manta térmica con conexión a tierra, de manera que permanezcas ante una ventana que no está tapada. Verifica que el rayo es fuerte. Luego encinta el resto de manera que queda toda la ventana tapada. Puede que veas desaparecer la presión en tu cabeza, reapareciendo si retiras de nuevo la manta térmica. Si vives en una zona urbana de apartamentos, las intensidades de campo tienden a ser elevadas. En algunos lugares en los que he vivido, la radiación era sorprendentemente débil, con lo que no necesité mantas térmicas.

¿Por qué funciona esto? Las microondas no pueden penetrar el metal fácilmente, especialmente si tiene toma de tierra, como las mantas térmicas conectadas a tierra. Cuando un rayo de microondas entrante toca la manta, si el aluminio no tiene toma de tierra, entonces «salpicará» por todos lados reflejándose de formas diversas, como el chorro de una manguera de agua que apunta a un plato. Tu medidor detectará la energía difundiéndose por toda la manta térmica en ese caso. La radiación todavía penetrará en tu casa pero por lo menos no será direccional. Pero si el aluminio tiene toma de tierra, entonces la energía es atraída fuera del haz y canalizada hacia el agujero de tierra del enchufe, saliendo del edificio a través de la varilla hundida en el suelo (por norma se supone que todos los edificios están dotados de toma de tierra). Entonces la manta actúa como un absorbente.

La razón por la que recomiendo las mantas térmicas por encima del aluminio Reynolds es porque las mantas son más grandes, más duraderas, más baratas, y más fáciles de colgar. Pero si lo deseas puedes usar papel de aluminio, que al ser más grueso será ligeramente mejor para atenuar la frecuencia. A pesar de que alguna señal todavía lo atraviesa y el aluminio no bloquea las ondas ELF puras (ondas sin un portador de frecuencia elevada), es algo que reduce en gran medida el nivel de radiación de microondas entrante. Bloquear las ELF y especialmente las ondas escalares no es sencillo, por lo que no tengo trucos para eso.

Otros trucos varios:

  • Para un alivio temporal, vete al sótano, tiéndete sobre el suelo, o vete moviendo. Eso impide que fuertes puntos calientes se enganchen a ti. Puede parecer paranoia, pero si haces la medición con el detector de señales lo verificarás por ti mismo.

  • Si se tiene elección, evita los colchones de muelles. Utiliza en su lugar los colchones de aire, los de agua, los catres de madera, o los futones. Las camas de plataforma hechas de madera pueden soportar un colchón de futón. Los colchones de muelles son como antenas, y focalizan la energía EM y ELF hacia tu cuerpo mientras duermes.

  • Duerme y aliméntate bien. Con ello quiero decir suficientes calorías, proteínas, minerales adecuados, agua limpia y fruta y vegetales frescos. Las deficiencias de cualquiera de estos alimentos te producirá debilidad mental y docilidad ante las señales de programación mental. Las protecciones de aluminio pueden mejorar el sueño, si este tipo de campos lo perturbaban.

  • Cuestiónate los pensamientos o emociones infundados que puedas tener, especialmente las emociones negativas tales como la hostilidad o la depresión que te impulsan a actuar sin pensar. Ser consciente de su presencia a menudo basta para desactivarlos.

  • No permitas que los medios se conviertan en la meta. Reducir las influencias de las señales de programación mental debería servir para incrementar tu productividad y eficiencia en aquello que verdaderamente deseas hacer, los objetivos que elijas seguir. No dejes que el miedo y la paranoia te obsesionen y desplacen la importancia de perseguir tus objetivos.