2022 Aquí estamos…

2022

Aquí estamos…

El plan de dominio mundial puesto en marcha, perpetrado y mantenido durante siglos (¿milenios?) por las diversas facciones de secuaces humanos de servicio a sí mismo, parece que se esté acelerando, como si estuviese llegando a un punto de concreción o finalización. Se percibe en la atmósfera de las calles todo el amasijo de emociones ante la prolongada situación de desgaste que llevamos padeciendo. A pesar de la constante desinformación con que se nos bombardea, somos conscientes de como va avanzando la agenda de dominio mundial.

El avance de los dos últimos siglos en conocimientos y tecnología, al ser manejado desde los enclaves de poder por los controladores, sólo ha permitido la expansión del avance tecnocrático que perpetúa la desnaturalización del ser humano. Ellos tienen el poder, la tecnología, las armas, y el conocimiento de como funciona la psique humana, para controlarla y manipularla.

El verdadero conocimiento, la sabiduría que permite que el ser humano deje de ser marioneta en manos de nadie, lo tienen secuestrado. Su jugada más brillante al respecto fue desviar el conocimiento de la física cuántica, aplicado a nuestra realidad cotidiana, y crear, impulsar, y utilizar el movimiento de la ‘nueva era’, para poner a cocer las verdades que podían llegar a las masas, dentro de un caldo con tantas distorsiones y mentiras que nadie consiguiera llegar realmente a comprender todo su tinglado.

Sin embargo, y a pesar de todo, el bellísimo interior humano que llevamos incorporado de serie muchos sin ser conscientes de ello, ―y unos pocos siendo conscientes―, no puede ser destruido. Pueden dormirlo, hipnotizarlo, pero no eliminarlo. Porque es material de la propia Fuente u origen que ha dado lugar y creado Todo… incluso a los controladores.

En este juego de encarnación física hay dos maneras de perder:

  • una es dejarse seducir o amedrentar por el bando de los controladores, y unirse a ellos de una u otra manera.

    • Como el médico que ha llegado a darse cuenta de qué hay en las vacunas, y como están afectando a los seres humanos, bebés y adultos, pero cierra los ojos para no ‘nadar contra corriente’ y ser ‘castigado’, y las aplica…

    • Como el investigador, reclutado en su temprana juventud para investigar sistemas contrarios al bien humano, que cierra los ojos ante cómo se aplicarán esos sistemas, y sigue el juego de prestigio y poder…

    • Como aquel que se alista en las fuerzas policiales o el ejército de cualquier país, y golpea, dispara y bombardea objetivos, destruyendo vidas…. porque está siguiendo órdenes.

  • otra es rindiéndose. Dejándose embargar por la impotencia, por la desesperación, y cruzándose de brazos mientras se le reza a un dios, o a unos ‘seres superiores’ bondadosos para que nos vengan a rescatar del infortunio…

Unos y otros quedan enganchados en la misma rueda de repetición, sometidos además a los controladores, para que éstos los utilicen como y cuando quieran.

Solo hay una manera de ganar:

  • Explorar el ‘territorio desconocido’. Llegar a saber quién y qué eres realmente .

Es algo que nadie puede hacer por ti, y que tú no puedes hacer por nadie, por mucho que puedas amarle.

Para saber quién eres, has de ir pelando las capas de cebolla de quien no eres. Y para eso tienes que analizarte, y desprenderte de creencias que quizás arrastres sin saberlo, y que no te sirven para el objetivo que tienes.

El tiempo, las experiencias vividas y la madurez alcanzada tienen la capacidad de mostrarnos qué era ‘paja’ sin sustancia, o mentira distorsionadora pura y dura, que podemos descartar. Pero siempre quedan granos de verdad en todo. Aprovechémoslos para seguir a partir de ahí.

No nos dejemos engañar por los tambores de violencia. La violencia es arma de la oposición. En cuanto a eso, ‘ellos la tienen más grande’, y no hay manera de ganarles en su terreno, os lo aseguro. El ataque o la resistencia armada genera mártires, y la derrota en ese campo aplasta totalmente al vencido.

La muerte en sí no es importante. En realidad, tarde o temprano nuestro cuerpo físico morirá de todas maneras porque, al igual que todo lo que tiene una existencia material en este planeta, pasa por un ciclo de germinación, crecimiento, madurez, decadencia y muerte. Nuestros cuerpos físicos tienen ‘obsolescencia’.

No nos dejemos asustar por la muerte porque quien realmente somos no muere.

Pero es muy diferente lo que nuestro yo de energía (llámale alma, espíritu o como te acomode), va a experimentar tras la muerte si, estando encarnado, se dejó arrastrar por el odio, la venganza, la ira, el miedo, la desconfianza, el rencor… La vibración o vibraciones que predominen marcarán ―por resonancia― la capa de frecuencia hacia donde nos dirigiremos cuando nos desprendamos definitivamente de nuestra actual envoltura corporal física. Y la capa que corresponde a las vibraciones más bajas es ‘su territorio’.

Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro;
Si no conoces al enemigo, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra;
Si no conoces al enemigo ni te conoces a ti mismo, perderás todas las batallas y la guerra.

El arte de la guerra – Sun Tzu

Como dice Sun Tzu, después de ganar una batalla hay que reorganizarse, porque ganar una batalla no es ganar la guerra. Hay buen material humano, pero las personas han de desprenderse de muchas más mentiras de las que nos han contado y siguen contando.

Nuestro poder no depende ni radica en el dinero, la fama y el prestigio, ni en las grandes empresas, corporaciones e instituciones académicas, ni en las armas…

Nuestro poder es el capital humano que se basa en la solidaridad y la cooperación de unos con otros, en la compasión, en nuestra fuerza de trabajo y de resistencia, en reír y mantener intacto nuestro sentido del humor. Y en expresar el amor que hay en nuestros corazones. Contra eso no tienen armas.

Si no consiguen que les tengamos miedo, si conseguimos organizarnos, ni que sea con grupos pequeños pero que aporten información y conocimiento al resto, quizás nos aplasten físicamente, pero si los que pueden todavía levantarse, siguen…, habremos ganado porque no habrán conseguido deshumanizarnos, y el miedo no nos habrá vencido.

Nadie nos dijo que iba a ser fácil vivir en este planeta (y si alguien nos lo dijo, fue la primera mentira que nos endilgaron). Podemos agradecer la presión a la que se nos está sometiendo porque es un buen pellizco para despertar, para ‘caerse del guindo’. A esa conciencia despierta muchos no han llegado… todavía.

Pero… aquí estamos.


Ver y descargar en PDF

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS, Nuestra verdadera esencia, Nuevas Guerras, NUEVO PARADIGMA, Opinión y análisis, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL

Confiscando todo (Iain Davis)

Todas las empresas, no sólo las corporaciones globales, tendrán que «adaptarse» al nuevo sistema económico basado en los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Esto no es una proyección de cómo será la futura economía mundial, esto ya ha sucedido. Mientras el mundo ha estado obsesionado con la pandemia, el GPPP (Global Public Private Partnership) ha iniciado una revolución global.

El robo de los bienes comunales globales
Principios de los bienes comunes globales
Confiscando los bienes comunes globales: Los océanos
Los bienes comunes son globales
Los bienes comunes globales, nuevos mercados
Las agendas para los Bienes Comunes Globales Sostenibles
La métrica de los bienes comunes globales
La gobernanza global de todo
Un círculo para gobernarlos a todos

Ir al artículo ► Confiscando todo – Iain Davis en PDF.

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS, Nuevas Guerras, NUEVO PARADIGMA, Nuevo paradigma social, Programas de manipulación, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL, TECNOCRACIA

Aceptación y compromiso con la libertad (Iain Davis)

Las estrategias psicológicas encubiertas para desviar a la gente de la racionalidad y convertirla en «tomadores de decisiones condicionados«.

Mientras los gobiernos de todo el mundo están ocupados dando marcha atrás en sus extravagantes afirmaciones, no pasará mucho tiempo antes de que lancen la siguiente operación psicológica que induzca al miedo. Este problema seguirá existiendo de forma permanente a menos que hagamos algo al respecto.

Las protestas, los desafíos legales, los grupos de presión, el intercambio de información y las campañas sobre temas que nos preocupan son valiosos si queremos ser libres, pero para cambiar el mundo, lo que realmente tenemos que hacer es cambiar nuestro propio comportamiento. En lugar de hacer las cosas que nos alejan de la libertad, tenemos que hacer sistemáticamente las cosas que nos acercan a ella.

Ir al artículo ► Aceptación y compromiso con la libertad – Iain Davis en PDF.

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS, Nuevas Guerras, NUEVO PARADIGMA, Nuevo paradigma social, Programas de manipulación, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL, TECNOCRACIA

Pseudopandemia

Los principales conspiradores no tienen ningún poder real. Es una ilusión que están desesperados por mantener. Invierten miles de millones en propaganda, guerra híbrida y sistemas de seguridad porque les aterra que nos demos cuenta de lo que están haciendo. Su plan sólo puede tener éxito si nos creemos sus mentiras y cumplimos sus órdenes. Si no lo hacemos, no hay nada que puedan hacer al respecto.

Ir al artículo ► Pseudopandemia en PDF.

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, Nuevas Guerras, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL, TECNOCRACIA

La nueva prueba casera de COVID es peligrosa y engañosa: pero todo el mundo la está haciendo, así que ¿a quién le importa, no?

Por Jon Rappoport – 30 diciembre 2021 Global Researchblog.nomorefakenews.com

Últimamente, he estado escribiendo artículos en forma de ficción, sátira, parodia, para exponer la locura de la pandemia. Pero el presente artículo no está hecho así, este artículo es un hecho. Abrochaos los cinturones... Seguir leyendo ►

La nueva prueba casera de COVID es peligrosa – John Rappoport – 30 diciembre 2021

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Desinformación al descubierto, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS, Noticias, Nuevas Guerras, Programas de manipulación, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL

Formación de masas: La ciencia aplicada a la ingeniería social

En 1938, la tecnocracia se definió a sí misma como «la ciencia de la ingeniería social». Este profesor de psicología clínica en Bélgica ha revelado los cuatro elementos clave de la «formación de masas» que hacen que la gente se desconecte de la realidad. El Gran Pánico de 2020-2022 muestra que los cuatro se han hecho realidad con resultados predecibles. ⁃ Editor de TN

Ir al artículo: La ciencia aplicada a la ingeniería social

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Experimentos con humanos, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, Programas de manipulación, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL

Una peligrosa agenda de «dictadura digital»

Una nueva propuesta, hecha por el gobierno de Biden, para la creación de una agencia federal siguiendo el modelo de DARPA1, y enfocada en la salud, no es lo que parece ser. Promovido como una forma de “terminar con el cáncer”, la “resucitada DARPA de la salud”, oculta una peligrosa agenda.

Si ARPA-H/HARPA se aprueba por el Congreso y acaba estableciéndose, se utilizará para resucitar agendas peligrosas y de largo plazo del estado de seguridad nacional y sus contratistas de Silicon Valley, mediante la creación de una “dictadura digital” que amenaza la libertad humana, la sociedad humana, y potencialmente la propia definición de lo que significa ser humano.

Ir al artículo ►

Convertir a Estados Unidos en una “dictadura digital” – Whitney Webb – 5 mayo 2021

Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, Noticias, Programas de manipulación, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL, TECNOCRACIA

La visión extraocular

Ver en PDF

por Jacobo Grindberg-Zylberbaum

En 1982 la compañía mexicana de televisión Televisa me invitó a participar, en calidad de testigo, en un programa en directo que trataría acerca de un tipo de visión fuera de lo común. Se requería mi presencia para juzgar la veracidad del fenómeno como investigador en el área de Neurofisiología y profesor de la Universidad Nacional.

Accedí, y en el estudio me encontré con una veintena de niños que conversaban animadamente, mientras se preparaban para la demostración. Una vez comenzada ésta, su instructor, el profesor Altamirano, vendó los ojos a uno de los niños y le puso delante una serie de fotografías. El niño las tocó con las palmas de sus manos describiendo, al mismo tiempo, lo que veía. Intrigado, me acerqué y pude constatar que la descripción coincidía a la perfección con el contenido del material gráfico. Después, otros niños fueron sometidos al mismo proceso y en todos los casos acertaron en sus descripciones. No pude hallar ni errores, ni intentos de engaño en el procedimiento. A la salida del programa le propuse a Altamirano utilizar sus procedimientos para ayudar a niños invidentes a ver con las manos. Altamirano aceptó, al igual que lo hizo el Departamento del Gobierno encargado de la educación de niños ciegos.

Durante varios meses intentamos enseñar la visión extraocular a estos niños, pero sin éxito. Una vez por semana Altamirano venía a la escuela de invidentes, se encerraba con los niños y después se iba. Nunca supe si el fracaso se debió a lo esporádico del régimen de entrenamiento, o al poco tiempo que duró todo el proceso. Tampoco pude recibir instrucciones detalladas de la técnica empleada, porque el profesor Altamirano la mantenía en secreto, lógicamente.

Varios años más tarde, durante el disfrute de un año sabático, decidí dedicarme durante seis meses a la enseñanza de niños en una escuela primaria de Cuernavaca, distante 70 kilómetros de la ciudad de México, cuyo director me permitió poner a prueba diferentes técnicas alternativas de educación.

Una mañana, mientras descansábamos en el jardín de la escuela, una niña me comentó que había visto un programa de televisión en el cual se mostraban experiencias extraoculares, y me pidió que se las enseñara. Aunque no me sentía capaz, puesto que desconocía la técnica de la «visión extraocular», recordaba algunos comentarios de los niños ciegos y me decidí a probarla con la niña.

Le pedí que se relajara, que se concentrara en su respiración y que tratara de visualizar una luz en su entrecejo. Después tomé sus manos y le pedí que se imaginara una línea luminosa interconectando sus dedos con su entrecejo. Coloqué sus palmas sobre una fotografía en color después de vendarle los ojos y la niña me describió la información de la fotografía.

Otros niños se acercaron a nosotros. En menos de una hora, seis o siete críos veían extraocularmente. Todos estábamos encantados con la experiencia, de modo que la continuamos durante varios meses, hasta que tanto el director de la escuela como los padres de familia nos prohibieron proseguir las experiencias debido a que los niños adivinaban sus pensamientos, movían objetos a distancia y empezaban a desafiar toda su cosmovisión.

La misma experiencia se ha repetido con idénticos resultados en otra escuela de la ciudad de Toluca, esta vez apoyada por los padres de familia y los directivos de la institución.

Lo que sigue es una descripción de la experiencia de Cuernavaca, escrita con el mayor número posible de detalles y con el propósito de que quien así lo desee pueda ponerla en práctica.

Se estudiaron diecinueve sujetos: once niñas y ocho niños, de edades comprendidas entre 5 y 13 años de edad. Todos, sin excepción, gozaban de condiciones óptimas de salud y manifestaron estar deseosos de participar en la misma. Ninguno de ellos tenía antecedentes de visión extraocular ni experiencia alguna respecto a este tipo de fenómenos. Pertenecían a seis escuelas diferentes; en todas ellas eran considerados muy inquietos y especialmente remisos a aceptar normas rígidas de disciplina y conducta. Por lo demás, fueron catalogados como altamente inteligentes y despiertos. Aunque las condiciones familiares variaban de niño a niño, no se observaron diferencias notables, salvo en una apreciable destreza inicial en cinco niñas y dos niños con una situación de estabilidad familiar óptima.

Aprendizaje inicial

Previamente a la iniciación de los experimentos de detección de visión extraocular, todos los niños recibieron un aprendizaje que duró entre una y tres jornadas y que se repetía en todas las sesiones de prueba posteriores a las iniciales. De esta manera, cada niño fue sensibilizado antes y durante todo el transcurso del experimento, hasta que adquirió una destreza lo suficientemente automatizada como para no necesitar entrenamiento adicional.

Las características del aprendizaje se explican a continuación en la misma secuencia en la cual se desarrolló éste. Con el niño sentado cómodamente con la espalda recta, se efectuaban los tres ejercicios respiratorios siguientes:

  1. Expulsión forzada de aire a través de las fosas nasales durante 60 segundos, con los ojos cerrados, seguida de una concentración de la atención en el entrecejo durante 20 segundos.
  2. Respiración alternada a través de cada uno de los orificios nasales durante 60 segundos, con los ojos cerrados, seguida de concentración de la atención en el entrecejo durante 20 segundos.
  3. Inhalación y exhalación forzadas de aire, de forma rítmica y sostenida, hasta el límite de cada niño.

A continuación, y en la misma postura, el niño practicaba la meditación a partir de las siguientes instrucciones:

«Con los ojos cerrados, concéntrate en el entrecejo y deja fluir tus pensamientos sin obstruirlos o controlarlos. Una vez que logres lo anterior, concéntrate en ti mismo y pregúntate ¿quién soy yo?, sintiéndote a ti mismo. Mantén tu concentración en ti mismo durante el tiempo que te sea posible.»

La verbalización de las instrucciones anteriores se adecuaba al nivel de entendimiento de cada niño.
El tiempo total de cada meditación variaba de niño a niño, con un mínimo de 5 a 6 minutos y un máximo de 10 a 13 minutos, aproximadamente.

Una vez logrado el punto anterior, el instructor se sentaba frente al niño y entrelazaba sus manos con las de este, visualizando una línea de luz que surgía de las palmas de las manos del niño y terminaba en su cerebro. El ejercicio continuaba hasta que se mantenía la imagen de la línea de luz brillante, blanca y sin interrupciones.

En ocasiones se colocó la punta de un cristal de cuarzo sostenido por el instructor en contacto con el entrecejo del niño o próximo al mismo. Se descubrió así que este procedimiento mejoraba el aprendizaje y aceleraba el proceso extraocular.

Después se iniciaba la fase de detección extraocular. Para ello, al niño le vendaban los ojos utilizando una venda especial, totalmente opaca, y ajustada a los párpados, de tal forma que resultaba totalmente imposible la visión retiniana.

Se ofrecía al niño material gráfico consistente en fotografías de alta calidad en colores brillantes y con contenidos diversos. El entrenador colocaba una o ambas manos del niño sobre la fotografía, haciendo contacto dérmico con la superficie de la misma y le pedía que siguiera su intuición tanto en lo que se refiere a la exploración dérmica de la fotografía como a la exploración del contenido mental estimulado por ella.

Luego se le sugería que hiciese una descripción detallada de todas sus experiencias. Más tarde se le ofrecía retroalimentación verbal acerca de los detalles de la fotografía y acerca de los puntos de correspondencia entre su descripción de la figura y el contenido de la misma. Utilizando expresiones naturales y espontáneas de asombro y gusto, el instructor reforzaba las correspondencias adecuadas y corregía las inadecuadas.
El proceso de retroalimentación continuaba hasta que el niño mostraba signos de fatiga o desinterés. En estos últimos casos, el entrenamiento se suspendía para ser proseguido en otra ocasión. Se estimulaba al niño para utilizar todo tipo de movimientos con las manos, explorando de esta manera diferentes posibilidades.

Cuando el niño era capaz de describir sin errores las figuras contenidas en las fotografías, se le pedía que apartara las manos de la superficie de las mismas y que intentara visualizar su contenido sin contacto dérmico. Más adelante, se le enseñaba a realizar movimientos de barrido en el espacio entre su cuerpo y las fotografiás utilizando contracciones rápidas de los dedos de sus manos. Este procedimiento acentuaba los detalles y mejoraba la focalización, además de la distancia límite en la que el niño todavía podía distinguir formas sutiles, tales como letras impresas.

Por último se estimulaba al niño para dejar de utilizar sus manos por completo, y ver directamente los contenidos sin ayuda de movimientos.

Se utilizó una gran cantidad de materiales gráficos: fotografías en color de paisajes, verduras, frutas y utensilios caseros, libros convencionales con contenidos lingüísticos y programas de televisión, así como otros niños y objetos medioambientales. También se pidió a los niños que caminaran por la escuela (jardín, aulas, etc.) describiendo lo que veían.

Garantías de veracidad

Un fenómeno tan novedoso y extraño como la visión extraocular requiere (para poder ser tanto aceptado como demostrado) controles estrictos acerca de sus características. Aunque no pretendo haber agotado todas las posibilidades de estudio del fenómeno, si puedo afirmar que no tengo duda alguna acerca de la existencia del mismo. Bastará mencionar aquí algunos de los controles realizados para estimular a otros investigadores a que se interesen en este fenómeno y realicen estudios por su propia cuenta.

La venda utilizada era constantemente examinada con objeto de descartar cualquier posibilidad de rotura accidental imperceptible que permitiera algún grado (por mínimo que fuera) de visión retiniana. Nunca se localizó deficiencia alguna en la venda.

El material ofrecido al niño era continuamente cambiado, de modo que ningún niño podía predecir el material que se le ofrecería.

Puesto que una de las posibles explicaciones del fenómeno es la de que el instructor trasmitiera los contenidos utilizando movimientos, sonidos o cualquier otro medio consciente o inconsciente, se puso especial cuidado en intercalar contenidos gráficos que el instructor no conocía ni veía durante la presentación. De la misma manera, se le pedía a otros niños que actuaran como instructores, variando el contenido de los materiales utilizados. En ningún caso se pudo demostrar que el instructor mandara mensajes sutiles. Además, puesto que en los casos de desconocimiento del material esto último resultaba imposible, se puede descartar el factor de transmisión como explicación del fenómeno.

Cuando el entrenamiento llegaba a la fase de visión directa, sin el uso de las manos, los niños eran introducidos en un sótano totalmente oscuro, en el cual se les pedía que describiesen objetos. Ninguno de los cuatro testigos utilizados en este control pudo percibir objeto alguno; en cambio, dos de los niños entrenados parecían verlos sin dificultad. Este control cuestiona la posibilidad de que el medio energético decodificado por los niños sea de naturaleza fotónica, por lo menos en los umbrales de visión retiniana.

El control anterior plantea la cuestión de la sensibilidad extraocular comparada con la retiniana. Aunque no se realizaron mediciones estrictas de umbrales, se realizó una prueba de distancia de capacidad de lectura que resultó enriquecedora.

Uno de los niños fue instruido para leer material impreso de diferentes dimensiones y a diferentes distancias. Con letras de un milímetro de tamaño, el niño empezó a mostrar dificultades de decodificación extraocular aproximadamente a los 70 centímetros de distancia sin el uso de barridos manuales. En este límite, se le sugirió utilizar el barrido; al hacerlo, el niño pudo leer sin dificultad el material y aun incrementar otros 30 cm. la separación de su cuerpo con respecto a lo impreso. El mismo niño, el instructor y otros tres niños mostraron dificultad de lectura retiniana a la misma distancia y con el mismo tamaño de letras que las utilizadas en la visión extraocular. Esto muestra que los umbrales entre ambos tipos de visión son similares en lo que se refiere a tamaño y distancia de los elementos decodificables.

Se utilizó un espejo convencional para estudiar la posibilidad de visión extraocular de objetos reflejados. Se colocó material impreso en un ángulo de 45 grados con respecto al espejo y se pidió al niño que lo describiera. Este no solamente describió el material impreso, sino también otros objetos que el espejo reflejaba y que habían pasado inadvertidos para el investigador. El control fue concluyente y descarta la posibilidad de que sea un campo térmico o calorífico el decodificado en la visión extraocular.

Se colocó un vidrio de 5 mm. de espesor entre el material gráfico y el niño. En todos los casos, la visión extraocular se desarrolló sin dificultades.

En cambio, cuando el material se cubría con una hoja blanca de papel, o con una placa de madera, los niños veían la hoja o la madera y no el material que éstos ocultaban.

En una ocasión se le pidió a un niño que realizara movimientos manuales de barrido sobre un material gráfico. Entre las manos y el cuerpo del niño se colocó una placa de madera, de tal forma que las manos no fueron obstruidas por ella pero el cuerpo sí. El niño fue incapaz de percibir extraocularmente el material gráfico, pero describió perfectamente la placa de madera.

Este control demuestra que los mediadores del fenómeno extraocular no son receptores localizados en las manos, sino que el resto del cuerpo es necesario.

Siguiendo la lógica del control anterior, se decidió explorar las zonas corporales mediadoras de la visión extraocular. En cinco de los niños se colocó una pantalla opaca por debajo de sus barbillas durante el ejercicio de la visión extraocular. En cuatro casos la imagen desapareció. En el caso restante, el niño siguió percibiendo correctamente la fotografía que se le mostraba, pero matizada por el color de la pantalla obstructora, que era roja.

Intentando aún una mayor exactitud en la localización de la zona corporal mediadora de la visión extraocular, se utilizó otro procedimiento más complejo con uno de los niños más avanzados. Se colocó el cuerpo del niño detrás de una placa metálica, y su cabeza detrás de una de vidrio de 6 milímetros de espesor, que fue utilizada como ventana para la presentación de impresiones de color.

El niño fue perfectamente vendado, dejando al descubierto su frente, barbilla, nariz y pómulos. Sus manos y sus brazos fueron obstruidos por la placa metálica. En estas condiciones el niño describió sin dificultad el material presentado. Después se cubrió totalmente la frente del niño y se le volvió a presentar el material; no registró alteración alguna, como tampoco sucedió al cubrirle los pómulos y la nariz.

Sin embargo, al tapar su boca se notó una franca disminución en la destreza de la detección: el niño comenzó a manifestar dificultades y a presentar errores. Cuando la barbilla fue cubierta, el niño dejó completamente de percibir.

No obstante, el caso no es típico ni generalizado. Tanto en el mismo niño como en otros, la zona crítica variaba con el tiempo, por lo cual no es posible definir con exactitud la existencia de una zona corporal indispensable y específica para mediar la visión extraocular.

Un ejemplo ilustrativo de lo anterior fue una niña de 6 años. Esta niña, extraordinariamente despierta y activa, aprendió a ver extraocularmente en la segunda sesión de entrenamiento, y pronto demostró una facilidad especial para desenvolverse en esta actividad. Para confirmar esta circunstancia, se la sometió a diversas pruebas.

En primer lugar, se le presentaron materiales gráficos colocándolos a su espalda. No solamente logró identificar el material, sino que incluso pudo leer palabras y frases impresas.

Utilizando unas gafas de bucear de algodón, de tal forma que impedían totalmente la visión ocular, la niña fue invitada a caminar libremente en un parque de la ciudad de Méjico describiendo todo lo que lograra ver. Al principio con cautela pero pronto totalmente desinhibida, la niña recorrió el parque describiendo los árboles, los bancos, otros niños, los perros, los vendedores ambulantes y el resto de los elementos sin dificultad. Lo más asombroso de la experiencia fue no solamente la exactitud y facilidad de la descripción, sino que ésta reflejaba una percepción omnidireccional. En otras palabras: la niña describía tanto lo que se encontraba delante como lo que se hallaba detrás de ella.

Visión interna del cuerpo humano

Tanto la niña mencionada en el caso anterior como su hermano aprendieron a percibir los órganos del interior del cuerpo humano. El entrenamiento fue enteramente similar al descrito, con la excepción de que el enfoque de la atención se localizaba no en la superficie, sino en las profundidades del cuerpo. Ambos niños lograron describir las características especificas y el estado de alteración en un caso de enfisema pulmonar. Otros tres niños consiguieron localizar y detallar con exactitud sus dimensiones, fracturas óseas acaecidas en accidentes de hacía varios años. Las descripciones de las cicatrices en los huesos coincidieron con las ofrecidas por los accidentados.

Dos niños se ofrecieron para intentar aliviar el dolor y disminuir la infección ótica de dos adultos. Los niños fueron entrenados para ver el interior del cuerpo y localizar alteraciones en el mismo. Ambos acertaron al reconocer el oído izquierdo como infectado en los dos adultos. Dijeron percibir una coloración extraña en ese oído y procedieron a transformar esa coloración, hasta acercarla en tinte a la del oído sano. Los adultos mencionaron experimentar una inmediata mejoría, que duraba un promedio de tres días. Uno de los adultos (padre de los niños) repitió la operación varias veces, notando en todas ellas el mismo resultado, con similar duración.

Todos los niños decidieron aprender a utilizar su habilidad extraocular para percibir zonas corporales afectadas por dolores o alteraciones tisulares. Los niños lograban describir órganos sin ayuda de ningún manual de anatomía. Localizaban zonas alteradas de forma espontánea, como si éstas emitieran señales fácilmente reconocibles y discriminables por ellos. En casos de infecciones, los niños aprendieron a destruir los agentes patógenos emitiendo por sus dedos grandes cantidades de energía.

Sobre todo en los niños más pequeños, se apreció un ligero movimiento lateral de la cabeza, que se inclinaba entre 20º y 30º hacia el lado derecho o izquierdo en un plano paralelo al del objeto. La impresión que se desprendía a partir del movimiento de inclinación es que el cuerpo del niño buscaba una interacción más cercana entre hemisferio derecho o izquierdo y el material por decodificar.

Al inicio del entrenamiento, se comprobó que el niño seguía con los dedos los contornos de los objetos y de las letras en el momento en el que comenzaba la descripción. Esta observación se repitió en todos los casos estudiados y constituyó una evidencia acerca de la existencia de una sabiduría corporal que después se lograba verbalizar.

Conclusiones

Gran parte de los resultados ya se han descrito en las secciones anteriores. Por ello, en ésta intentaré realizar una integración de todos los resultados obtenidos sin detenerme en procedimientos y detalles innecesarios.

El resultado más claro y básico que se desprende de este estudio es que es posible percibir visualmente sin necesidad de usar los ojos y los receptores retinianos. La finura del detalle de la visión extraocular parece ser similar al de la visión retiniana, lo mismo que su fidelidad. La visión extraocular parece ser capaz de representar un mundo visual enteramente similar al que presenta la visión retiniana sin la necesidad de utilizar la complejidad colosal de la estructura retiniana y, presumiblemente, sin la participación de las estructuras cerebrales comúnmente encargadas de decodificar el mundo visual.

Una de las observaciones más llamativas, y una de las que primero se evidenciaron, es que los niños que parecían estar más en contacto con ellos mismos, los más seguros e intensos en su identidad personal, fueron los que con mayor facilidad adquirieron la visión extraocular.

El fenómeno existe, y su desarrollo parece seguir una secuencia lógica y repetida en los casos estudiados. Los niños que después de su entrenamiento son enfrentados a un material gráfico al que no tienen acceso visual, utilizan sus manos y sus dedos para recorrer este material, intentando decodificarlo. En los casos más diestros basta una sesión para que el niño comience a ver extraocularmente. En los casos comunes, tres sesiones.

En su primera interacción, la mano comienza por barrer la página del papel sin un plan o esquema predecible, hasta que acontece ‘algo’ que hace que los contornos de los objetos sean detectados. Si la fotografía contiene una naranja, la mano del niño seguirá el contorno de la misma durante algunos segundos, pero si se le pregunta al niño qué es lo que siente, éste no podrá describir algo congruente a partir de sus barridos manuales.

Si se le hace notar lo anterior, el niño súbitamente puede darse cuenta de que debe haber un objeto redondo, pero la visión extraocular sigue sin aparecer. Pronto, el niño se cansa de sus movimientos y decide dejar de realizarlos. Permanece quieto con su mano encima del papel, concentrado en sus sensaciones y con una tendencia a inclinar la cabeza.

En algunos casos, después de esta concentración el fenómeno aparece. En otros, el niño debe recibir retroalimentación más detallada, para descartar quizá imágenes sin correspondencia y fortalecer las congruentes con el material real. De una u otra forma, la visión extraocular aparece siempre en una especie de salto cuántico cualitativo, desde una casi total incapacidad de detección hasta una casi total perfección de decodificación.

En realidad, toda la descripción anterior tenía como objeto llamar la atención acerca de una notable característica del fenómeno de visión extraocular: su aparición súbita.

Una vez que lo anterior ocurría, el niño era capaz de percibir cualquier material que se presentase, con una exactitud de detalle asombrosa.

Generalmente, la primera sesión en la que aparecía el fenómeno implicaba un gasto energético muy grande, porque los niños manifestaban signos claros de cansancio y en algunos casos se quejaban de dolores intensos en los ojos. Estos dolores y el correspondiente cansancio disminuían a partir de la segunda detección.

En los casos más avanzados, la visión extraocular dejaba de implicar un gasto energético excesivo, que el niño era capaz de realizar detecciones sin mayor preparación y con una total naturalidad y maestría.
Cuando otros niños veían las ejecuciones de sus compañeros manifestaban el deseo de ejercitarlas por su propia cuenta. Cuando esto
sucedía, el proceso de aparición del fenómeno parecía acelerarse. Con esta puntualización pretendo señalar que la ausencia de dudas acerca de la veracidad del fenómeno y la confianza en el instructor ejercieron una influencia beneficiosa.

A continuación describiré una serie de pruebas que se llevaron a cabo para establecer hasta qué punto sigue la visión extraocular las mismas leyes de perspectiva y Gestalt que la visión retiniana.
Se pidió a un niño que realizara descripciones de sus experiencias mientras el material visual se alejaba de su cuerpo, sin que el niño estuviese enterado de la maniobra. Sin dudarlo, el niño describió un fenómeno de alejamiento y no uno de reducción de tamaño o de cambio de material. En otras palabras, el niño percibió correctamente la maniobra tal y como la hubiera detectado con su visión retiniana.

De la misma forma, en todos los casos en los que se probó a superponer un objeto al gráfico, los niños pudieron describir correctamente la maniobra. Cuando se les presentarán objetos en movimiento, también en todos los casos la detección e interpretación de los mismos fue correcta.

Se experimentó con prácticamente todos los colores del espectro, con diversas tonalidades de los mismos, y siempre se observó una adecuada descripción de éstos.

Cada niño manifestaba un estilo personal durante la visión extraocular. Una niña, por ejemplo, ejecutaba barridos rápidos con sus dedos frente al material gráfico porque así le era más fácil y su descripción resultaba más exacta. Otro niño prefería leer palabras y no ver fotografías; otro prefería figuras a material de lectura. La lectura de palabras se ejercitaba de una forma gradual, iniciándose con una detección de letras aisladas, y generalmente colocando un dedo debajo de la letra por leer. Bastaban unos minutos para que el niño empezara a leer palabras completas, aun en idiomas desconocidos para ellos. Más adelante la rapidez en la lectura se volvía similar a la usual con visión retiniana.

Dos excepciones a este último caso fueron la de un niño y una niña que leían extraocularmente con mayor rapidez que con visión retiniana, y que manifestaban más interés por hacerlo extraocularmente. Este interés se aprovechó para que progresaran en sus clases de lectura del español.

Uno de los objetivos de este estudio fue el de hallar una manifestación visible de una capacidad psicofisiológica para motivar a los pequeños a que aprendieran técnicas de contacto con su verdadera identidad. Por ello, siempre se enfatizaba la necesidad de realizar meditaciones centradas en la experiencia del uno mismo y en la pregunta ¿quién soy yo?

En este contexto, manifiesto mi ignorancia acerca de si otros métodos de entrenamiento pueden ser más efectivos que los empleados en esta investigación. De hecho, algunos niños se dieron a la tarea de entrenar a sus amigos, hermanos y conocidos, y de ejercitar sus habilidades por su propia cuenta, con resultados excelentes.

Una observación interesante se centra sobre la edad más adecuada para facilitar la visión extraocular. Obviamente, se necesitaría una muestra mucho mayor que la empleada aquí para contestar la pregunta. Sin embargo, se pueden desprender algunas conclusiones teniendo en cuenta los intentos infructuosos que realicé con jóvenes de edad superior a los 16 años y con adultos todavía mayores. Parece que el fenómeno se va dificultando después de una edad límite de alrededor de 15 años.

En ocasiones se realizaron meditaciones en grupo en las que se visualizaban luces y se estimulaba el contacto con uno mismo. La visión extraocular se facilitaba siempre después de una meditación de este tipo. El fenómeno se presenta con mayor intensidad y de una forma más clara cuando tanto el niño como el instructor se encuentran tranquilos, concentrados en sí mismos, en un nivel en el cual el sí mismo pierde fronteras. En otras palabras, cuando existe un contacto auténtico con una sensación de identidad que trasciende lo puramente personal.

Otra observación interesante es que el instructor no necesita visión extraocular para poderla enseñar.
En muchas ocasiones se les preguntó a los niños acerca de sus experiencias internas durante la visión extraocular. Algunos de ellos decían que lo que veían era exactamente igual que lo que percibían normalmente con los ojos abiertos.

En una ocasión, una niña se prestó a ver la televisión con los ojos vendados describiendo a la perfección lo que sucedía en la pantalla, como si el aparato estuviese dentro de ella. Otros niños describieron la aparición de una pequeña pantalla dentro de su mente en la cual aparecían las figuras presentadas. Ningún niño mencionó que tuviera que ‘crear conscientemente’ la imagen extraocular. Más bien, la imagen surgía por sí misma, de la misma forma en la que nuestras percepciones visuales normales acontecen.

La automatización de la imagen extraocular era clara desde el surgimiento del fenómeno, y no parecía facilitarse, de forma notable, con la práctica. Sin embargo, lo que sí acontecía a medida que el niño utilizaba su habilidad extraocular era que se estimulaban una serie de fenómenos adyacentes al extraocular propiamente dicho.

Tales fenómenos ya se han descrito en parte, y consistieron en una destreza que permitía que el niño percibiera los órganos internos del cuerpo a través de la piel, y que detectara zonas corporales dañadas o enfermas, revirtiendo sus síntomas.

El último resultado que me gustaría destacar se refiere a la relación entre el fenómeno extraocular y los cristales de cuarzo. Basta decir aquí que su efecto facilitador se observó en por lo menos cinco infantes (tres niñas y dos niños), y que su descubrimiento fue casual. Una de las niñas del estudio se prestó para hacer una demostración de su capacidad con un programa de TV, de modo que se le proyectó una película británica en color, con subtítulos en español. La niña manifestó cierta dificultad para leer los subtítulos a una distancia de 5 metros de la pantalla, aunque pudo describir los colores de las escenas y la acción dramatizada. Mencionaba que aparecían lineas y puntos obstructores. Súbitamente, la niña me solicitó un cristal de cuarzo que llevaba conmigo y que utilizo en mis meditaciones. Al sostener el cristal con su mano derecha, la niña afirmó que las líneas y puntos de distracción habían desaparecido, y así pudo leer fluidamente los subtítulos de la película, y describir con todo lujo de detalles las escenas. El efecto fue tan claro que a partir de ese momento se probó con otros niños.

Dos niñas aseguraron que el material gráfico que se les presentaba (una serie de fotografías de paisajes) adquiría tridimensionalidad al ser extraocularmente percibido, mientras un cristal de cuarzo era sostenido entre sus manos. “Era, afirmaron, “como si con el cristal estuvieran dentro de la fotografía en medio del paisaje”y sin el cristal, fuera de ella, observándola como fotografía bidimensional”.

Por último, dos niños y dos niñas fueron capaces de incrementar la distancia máxima en la que podían leer material impreso con la ayuda de cristales de cuarzo.

* * * * *

 

Jacobo Grinberg, psicólogo y científico investigador mexicano fue un pionero que descubrió algunos de los conocimientos que se nos ocultan, entre otras cosas, investigó las capacidades telepáticas que tiene el ser humano y la capacidad de construir la realidad con nuestro pensamiento.

Cursó la carrera de Psicología en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y entre otros estudios de posgrado obtuvo un doctorado en el New York Medical College, durante el cual se dedicó principalmente a llevar un registro electrofisiológico del cerebro humano expuesto a estímulos geométricos.

Grinberg acuñó novedosas teorías. Su Teoría Sintérgica, la cual se refiere a una especie de matriz holográfica, llamada lattice, que todo lo abarca (y que recuerda a los campos morfogenéticos propuestos por Sheldrake, o al concepto de “orden implicado” acuñado por David Bohm).

En diciembre de 1994 Grinberg desapareció misteriosamente. Más sobre Jacobo Grindberg-Zylberbaum:

https://yosomos.wordpress.com/category/jacobo-grinberg/?iframe=true&preview=true%2Ffeed%2F


Publicado en Boletín, Ciencia, Investigación, Nuestra verdadera esencia, Testimonios

Toque de campana llamando a la acción: ¡rompe el hechizo!

Jens Jerndal – 17 de agosto de 2021

En estos momentos todas las personas normales de la Tierra estamos enfrentados al ataque más peligroso y de mayor alcance jamás visto en toda la historia de la Humanidad.  Es un ataque brutal contra nuestras propias vidas, libertades personales y derechos humanos. Estos son hechos manifiestos, y nunca ha sido más serio.

La falsa plaga mediáticamente creada y bautizada como Covid-19, así como todo lo que se ha hecho en su nombre, ha sido sólo la primera fase de un golpe de estado global, que ahora está entrando en su fase final y decisiva. Si este golpe tiene éxito, nuestras posibilidades de libertad personal, de elección individual y de acción independiente, desaparecerán para siempre.

El propósito de este golpe es establecer comunicación directa por un lado entre el Mando Central de la Quinta generación de WiFi, y por otro con los nanobots o chips electromagnéticos introducidos en nuestros cuerpos y cerebros.

Si os preguntáis ¿cómo han podido colocarlos en nuestros cuerpos?, la respuesta es: implantándolos secretamente a través de las inyecciones modificadoras del ADN, disfrazadas de «wakunas». Esto permite el control mental y físico total de cada ser humano «wakunado» 1 del planeta. El control lo ejercen tecnócratas anónimos, en un centro de datos de ubicación desconocida. O incluso se hace de forma automática, mediante algoritmos programados. ¿Te parece tranquilizador?

Este golpe de estado global es como un ataque terrorista global, extendido a toda la raza humana, tal y como ha evolucionado orgánicamente durante milenios en nuestro increíble y único planeta. Una evolución que ha ocurrido en simbiosis ecológica con una Naturaleza increíblemente inventiva, diversa y abundante, cuya existencia continuada está ahora amenazada por los niveles de radiación masivamente elevados en frecuencias de microondas nunca antes utilizadas.

Sí, según la ciencia independiente más avanzada, por supuesto censurada por la mafia tecnócrata y sus medios de comunicación, el CincoG es potencialmente devastador, y amenaza TODA LA VIDA de nuestro planeta.

Los golpistas son un puñado de psicópatas tecnócratas dogmáticos, que además de ser codiciosos multibillonarios, aparentemente se consideran propietarios de todo el planeta y de toda vida presente en él, con el derecho de hacer lo que quieran con el resto de nosotros, como si fuéramos su ganado particular. Su ataque se dirige específicamente contra todo lo que nos hace humanos. En concreto contra nuestra vertiente espiritual «no científica», es decir, el amor, la compasión, la solidaridad, la imaginación, la creatividad.  Incluyendo la dimensión invisible de nuestra conciencia: la intuición, los pensamientos, las ideas, así como la experiencia emocional de la belleza y de la felicidad.

Los psicópatas son incapaces de sentir lo que significa ser humano, e incluso de entenderlo. Y los psicópatas que están detrás del actual ataque terrorista son también partidarios fanáticos de un perverso nuevo culto tecnocrático que llaman Transhumanismo. El transhumanismo trata de «mejorar» a los humanos conectándonos de forma inalámbrica a una base de datos en la «nube» digital, fusionándonos con un «cerebro digital global», o incluso galáctico o cósmico. Sí, éstas son sus propias palabras.

Quieren abolir el género, el sexo y la procreación. Recordad que son incapaces de experimentar emociones humanas normales. En cambio, compitiendo con la Naturaleza, o con Dios, quieren «mejorar» las especies existentes, evolucionadas en simbiosis natural durante millones de años, incluido el Homo Sapiens, mediante la manipulación genética. Lo que significa transformarnos a todos en Organismos Genéticamente Modificados, o GMOs.

Creen seriamente que pueden mejorar la naturaleza mediante la manipulación genética, y, al igual que con los alimentos artificiales, ¡crear niños perfectos en un laboratorio, con las características que ellos quieren! ¡Qué trágica falta de visión real y de verdadera inteligencia!

¿Debemos realmente dejarnos engañar y destruir por un puñado de psicópatas enloquecidos por el poder?

¡La única respuesta posible es un rotundo NO! Si simplemente despertamos, superamos todo el miedo y nos organizamos, somos mucho más poderosos que ellos. También tenemos el sentido común del que carecen nuestros atacantes, y que tan necesario es, tanto para la supervivencia como para la felicidad.

Hasta ahora, han utilizado nuestro miedo a la muerte, nuestra incauta credulidad, y un sistema amañado, para ganar poder sobre nosotros y explotarnos, tal y como han hecho los gobernantes políticos a lo largo de los tiempos.  La gran diferencia con el pasado son los recursos tecnológicos de los que dispone el poder actual. Pero la otra cara de la moneda es que Nosotros, el Pueblo, también tenemos acceso a la nueva tecnología, con una información literalmente al alcance de la mano que, según son sus propias palabras, es exponencialmente mayor que nunca.

Además, el ahora emergente ‘nuevo Paradigma’ insiste en la Transparencia, y ya no tolera los secretos. Así que los golpistas no encontrarán ningún lugar donde esconderse.

El miedo es una de las peores lacras de la humanidad y un camino seguro hacia la derrota y la destrucción.
El miedo es también la mejor arma de un dictador para someter y controlar a una población. Lo que nos hará caer no es el Covid-19, ni ningún virus.  Es nuestro propio miedo, impuesto e infundado.

La intrepidez y la acción decidida es el único camino hacia la libertad y el éxito. Centrándonos en los siguientes cuatro hechos, podemos derrotarlos, desechando sus planes para destruirnos como representantes conscientes e independientes de la Humanidad:

  1. Somos muchos más que ellos. Al menos un millón por cada uno de ellos.
  2. Algunos de nosotros tenemos una visión mucho más profunda de sus planes de lo que ellos jamás imaginaron.
  3. Tenemos que trabajar todos juntos, de forma eficaz, incansable y solidaria. Abiertamente y sin miedo.
  4. Internet y los teléfonos inteligentes facilitan la comunicación, la coordinación y la cooperación.  Que nuestros adversarios tengan acceso a todo lo que decimos y hacemos es lo de menos, siempre que nos mantengamos unidos, cerremos filas, y nos mantengamos firmes. La verdad está de nuestro lado.

Para la victoria es crucial conseguir de nuestro lado un número crítico de personas funcionalmente importantes sin cuya obediencia incondicional nuestros oponentes se vuelven impotentes. Estoy pensando en la policía, los militares, las personas clave en las comunicaciones de datos, la administración, el transporte y todo tipo de servicios esenciales.

No subestimemos lo que está en juego. Esta es una guerra mundial, y para la mayoría de nosotros se trata en primer lugar de la supervivencia personal. Para los que sobreviven, se trata entonces de un mínimo de libertad, dignidad humana e integridad. Encogerse en un servilismo aterrorizado no salva la vida de nadie. Ahora se necesitan muchos centros de comunicación para la acción coordinada y la resistencia pasiva, respectivamente. Esto requiere una acción global coordinada.

Así que hablad y daos a conocer, todos los que reconocéis la seriedad y la urgencia de este llamamiento, y empezad a organizaros. No estáis solos, y juntos somos poderosos. Los que tienen cuentas en Telegram pueden empezar a comunicarse y crear grupos allí inmediatamente. Allí encontrarán amigos con ideas afines.  Si todavía no estás en Telegram, es fácil apuntarse, o tal vez puedes encontrar otra plataforma nueva e independiente que funcione igual de bien donde estás.

Olvídate de Facebook, Google, YouTube, Twitter, Instagram, etc. Todos ellos pertenecen al enemigo y eliminarán todo lo que no beneficie a los golpistas y sus planes. Incluso los servidores de correo electrónico normales están empezando a censurar nuestros correos personales.

La comunicación, la información, la planificación y la coordinación se producirán, por supuesto, en su mayor parte por teléfono o por ordenador, de forma no local, pero el resultado final sigue dependiendo de iniciativas locales concretas, y de la interacción personal. La descentralización de todas las necesidades prácticas es la clave de la supervivencia y el éxito.

Entonces, ¿a qué esperas? Nunca tendrás una oportunidad mejor para salvar la Humanidad y mejorar el mundo. ¡Entonces, monta tu caballo virtual y cabalga hacia la Vida, el Amor y la Libertad, luchando por la Paz, la Verdad, la Justicia y la Abundancia!

* * *

1 Mi extraña ortografía de ciertas palabras clave es para escapar de los siempre vigilantes algoritmos de censura a los que ya nos están sometiendo los medios sociales y los servidores de correo.


JENS JERNDAL – M.D.(MA), M.Sc.(Econ.), D.Sc.h.c. Former Professor of Holistic Medicine
GoldenDecades.net
Autor de:
VAKNA SVERIGE – FRAMTIDEN ÄR HÄR!
CRACKING THE RAINBOW CODE
PARADIGM PULSE – SENSING THE SURGE OF CHANGE

 

Publicado en Boletín, Campañas y Acciones, Control de la población, Experimentos con humanos, Falsas pandemias, GUERRAS, Nuevas Guerras, NUEVO PARADIGMA, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL, TECNOCRACIA

CRONOLOGÍA DE TU ESCLAVITUD

¿Desde cuándo se lleva planeando esta locura distópica?

CRONOLOGÍA DE TU ESCLAVITUD, QUE COMENZÓ EN 2009, Y QUE AHORA SE VA CONCRETANDO POCO A POCO GRACIAS A LA TECNOLOGÍA ACTUAL

  • 2009 – La OMS cambia la definición de pandemia, ya no se basa en la gravedad sino en la prevalencia, a partir de ahora toda gripe es una pandemia. (Muy conveniente).
  • 2009 – 2 meses después se declara la pandemia de gripe A, que luego resultó ser falsa. Pura exageración de la OMS en beneficio del lobby farmacéutico.
  • 2010 – Fundación Rockefeller, presenta un documento titulado «Escenarios para el futuro de la tecnología y el desarrollo sostenible». Este documento explica cómo una pandemia podría llevar a la IMPLANTACIÓN de nuevas tecnologías, como los pasaportes digitales biométricos en la sociedad. Para ello, los gobiernos tuvieron que tomar medidas contundentes como cuarentenas estrictas, rastreo de contactos, distanciamiento social, vacunación masiva, etc. El país que mejor puede hacerlo es China y luego todos siguen a China. Esto destruiría las economías y dio paso a la introducción de la economía digital.
  • 2010 – Bill Gates afirma que quiere hacer de esta nueva década, la década de las vacunas. Aquí está haciendo una conferencia TedEx y dice que si nosotros (quién sabe si quiere decir «ellos» o nosotros) hiciéramos un buen trabajo con las vacunas, podríamos reducir la población del planeta en un 10%.
  • 2010 – Fundan la farmacéutica ModeRNA, una empresa especializada en la tecnología CRISPR, una tecnología que la propia empresa describe como «un software biológico» que es capaz de programar y manipular el código genético para obtener la respuesta deseada (hasta la fecha, el único producto que ha salido al mercado es esta vacuna covid-19).
  • 2014 – Obama da un discurso en el que predice que en unos años habrá una pandemia de un virus transmitido por el aire, y que debemos estar preparados.
  • 2015 – Bill Gates da la famosa charla TedEx en la que predice que la próxima catástrofe será una pandemia, más peligrosa que una posible tercera guerra mundial con armas nucleares.
  • 2016 – Bill Gates crea un programa llamado ID2020, aunque lo lógico sería ID2016, y es un programa con la intención de que todos los habitantes del planeta tengan un pasaporte biométrico digital.
  • 2016 – Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, patrocinado por la Fundación Rockefeller, escribe un libro titulado «La 4ª Revolución Industrial», que trata sobre el siguiente paso hacia una sociedad más tecnológica, una economía digitalizada, una sanidad digitalizada, ciudades inteligentes, etc. Básicamente lo mismo de lo que se habló en el documento de la Fundación Rockefeller de 2010.
  • 2017 – El Dr. Fauci, presidente del CDC (Centro de Control de Enfermedades de EEUU), dice como sus dos predecesores, Bush hijo y Obama respectivamente, que se avecina una pandemia catastrófica, pero esta vez le pone una fecha más o menos exacta, sería antes que termine el mandato del nuevo presidente Donald Trump.
  • 2018 – en mayo, se establece oficialmente la Junta Mundial de Vigilancia de la Preparación (GPMB), un organismo creado a partir de la OMS y el Banco Mundial.
  • 2019 – en septiembre, el CGPM publica un informe: EL MUNDO EN RIESGO. Un informe que dice principalmente que los países deberían destinar mucho más dinero a prepararse para posibles pandemias. En la página 39 del informe y bajo el título: «Indicador (o indicadores) de progreso para septiembre de 2020». Entre otras cosas, encontramos esto: «Las Naciones Unidas llevarán a cabo al menos dos ejercicios de entrenamiento y simulación en todo el sistema, incluyendo uno que implique la liberación deliberada de un patógeno respiratorio mortal».
  • 2019 – En septiembre, Bill Gates, a través de su otra fundación GAVI, se reúne con varios líderes mundiales para pedir dinero para su proyecto global de vacunas, donde VISITA A PEDRO SÁNCHEZ Y LE ENTREGA MÁS DE CIEN MILLONES DE EUROS.
Publicado en Boletín, Control de la población, Coronavirus, Falsas pandemias, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS, Historia, Salud y enfermedad, SISTEMAS DE CONTROL, TECNOCRACIA
DOCUMENTALES
Televisión de verdad
Evita la censura
No colabores con ellos… ¡Protege tu privacidad!
La privacidad es un bien común. ¡Defiéndelo!
Categorías del Blog
Archivos del blog
Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Member of The Internet Defense League

A %d blogueros les gusta esto: