ORÍGENES DE LA VIOLENCIA

Violencia social
Nos escandalizan e indignan los actos de perversión y violencia sexual que periódicamente nuestros medios informativos van divulgando. Nos hemos acostumbrado a contemplar a los asesinos de mujeres como una lacra inevitable de nuestro mundo actual, acusando de ello al ‘patriarcado machista’. Quizás exista una reacción más adecuada que el enfado, el castigo penal o el odio, como respuesta al maltrato de niños, a la violación de mujeres, a la tortura de inocentes. Pero primero hemos de ser conscientes y comprender cómo se origina y porqué se reproduce la violencia.

Orígenes de la violencia educativa
Nuestra ignorancia colectiva sobre las causas de la violencia sigue siendo enorme. A menos que comprendamos sus orígenes, el mecanismo psicológico que subyace tras ella, y los intereses que existen para continuar manteniéndola como problema, seguiremos viviendo un ciclo de absurdas repeticiones. Conocer los mecanismos psicotraumáticos, identificar lo que procede de la memoria traumática, y comprender las conductas disociadas, es un requisito previo indispensable para acabar con este círculo vicioso.

El poder y la obediencia – Educar para la sumisión le interesa al Poder
Una sola persona puede conseguir el control de las masas, si aprende a utilizar en beneficio propio el sistema bajo el cual las masas han sido educadas. ¿Porqué algunas personas son tan extraordinariamente susceptibles a las autoridades, a los líderes grupales, y a los ‘expertos’, y otras permanecen inmunes a estas influencias?

Mecanismo biológico de la violencia y estudios científicos
Hace ya más de 20 años que se viene demostrando que la violencia, incluso aquella considerada como “menor”, es muy perjudicial para el desarrollo, la conducta y la salud de los niños, y eso en mayor medida cuanto más pequeños son. También ha quedado demostrado que el hecho de que los padres abandonen este tipo de violencia ‘educativa’ permite que los niños dejen de sufrir el impacto de la mayor parte de las consecuencias, por no decir de todas.

Sanar la violencia – Educación positiva
“Disciplinar” en realidad significa “enseñar”. Y enseñar se basa en establecer objetivos y encontrar soluciones a los desafíos. La “disciplina positiva” no se basa en la violencia, y respeta al niño como entidad que está aprendiendo. Es un enfoque de enseñanza que ayuda a los niños a prosperar, que les da información y que apoya su crecimiento.

No colabores con ellos… ¡Protege tu privacidad!
La privacidad es un bien común. ¡Defiéndelo!
Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Member of The Internet Defense League