SOLIDARIDAD CON LAS VÍCTIMAS DE LA BARBARIE

paris-pauLa Plataforma Stop Mare Mortum condenamos enérgicamente los ataques terroristas que pusieron fin a la vida de más de 120 personas la noche pasada en París (13-14 de noviembre) y nos solidarizamos con las familias de las víctimas y todo el pueblo francés. Estos actos nos demuestran, una vez más, que la barbarie no sólo no tiene ni creencia religiosa ni nacionalidad sino que no cuenta con ninguna justificación posible.

En la brutalidad de los hechos en Francia  vemos reflejada la misma situación extrema en la cual se ven inmersos los últimos años los ciudadanos y ciudadanas de países como Siria, Iraq o Afganistán, la mayoría de los cuales son musulmanes y quienes más ha sufrido los ataques indiscriminados de los mismos asesinos que ayer perpetraron los atentados en París.

Cuando miramos el origen de un conflicto que ha provocado la muerte de centenares de personas en Europa y de centenares de miles en la Asia Menor, nos damos cuenta que reside en las mismas causas que han obligado a millones de personas a huir de sus países de origen por el temor a ser asesinadas precisamente por los mismos que ayer causaron el terror en París.

Este es un problema del cual ni las instituciones europeas ni los gobiernos de los estados europeos se pueden esconder. Como sociedad no podemos rehuir la responsabilidad que tenemos sobre las políticas económicas depredadoras de gobiernos y empresas que, con sus políticas comerciales depredadoras, el perpetuo incumplimiento de los tratados internacionales de armamento, sus maniobras por el control geoestratégico de la región o la ocupación de terceros países no alimenten situaciones de extrema pobreza, de conflictos armados, de éxodos poblacionales, etc. que se acaben canalizando en radicalismos o incluso en terrorismo.

Como ciudadanos y ciudadanas europeas queremos responder con indignación y firmeza a las muertes de París, como respondemos cada día a las 30.000 muertos desde el año 2000 en la Mediterránea, como respondemos a las de Boko Haram, y a las de todos los de la larga lista de conflictos en todo el mundo, desde Siria hasta Colombia. Hoy con más fuerza seguimos reclamando una vida digna para todo el mundo y exigimos políticas exteriores responsables en los estados, pues, ayer mismo se cerró la cumbre Europa–África en La Valletta donde presenciamos de nuevo como los estados ponían mucho más énfasis en la seguridad que en la justicia social y creemos firmemente que este no es el camino.

Ahora más que nunca, Europa tiene que saber responder a este crimen atroz con serenidad, sin dejarse llevar por discursos islamofóbicos, racistas y xenófobos que son propios de la extrema derecha y que no responden a los valores fundacionales de solidaridad y derechos humanos de la Unión Europea, que ya hace tiempo que echamos de menos. No podemos permitir que los asesinatos indiscriminados de ayer en Francia se instrumentalicen para restringir los derechos de todas aquellas personas que buscan acogida en Europa, muchas de las cuales, huyen de la misma crueldad. Los estados europeos tienen la obligación jurídica de seguir dando acogida a todas estas personas y hace falta que velamos porque así sea.

Hagamos un llamamiento a la sociedad civil a movilizarse contra la injusticia, a utilizar su voz para reclamar responsabilidad por parte de nuestros gobiernos, pero también por parte de nuestros vecinos y vecinas. No dejamos que el miedo nos ciegue en nuestro objetivo final, que no es otro que el de evitar que sigan muriendo más personas inocentes, ni en París, ni en ninguna parte!

Stop Mare Mortum
14 de noviembre de 2015

Publicado en Analizando desinformación, GOBIERNO MUNDIAL, GUERRAS
Categorías del Blog
Archivos del blog
Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA