Corresponsalía en Venezuela (1)

Por Maris Stella Zambrano2 de Septiembre de 2016

Amados hermanos y hermanas del alma, mis amigas y amigos del otro lado del océano:

Ha llegado el 1 de Septiembre y una vez más el valiente y bravo pueblo de Venezuela, dispuestos a defender a su revolución, ha tomado las avenidas principales de Caracas y de las capitales de todos los Estados del País, dando una demostración, una vez más, de que la fuerza indómita de este bravo pueblo, está más viva que nunca, más presente que nunca. Ha demostrado que la Espada de Bolívar, camina firme por esta América Latina de sus sueños, ha demostrado que nuestro amado Chávez está más presente que nunca en cada uno y cada una.

La oposición había convocado a una marcha en la que decía, iba a reunir a un millón de personas para asaltar el Palacio de Miraflores y tomar por la fuerza a la Presidencia de la República, sacando a Nicolás Maduro del Poder que legítimamente le ha dado el pueblo en mayoría. Amenazaron además que a partir de hoy y en cinco días acabarían con todo lo que oliera a chavismo. Se sintieron envalentonados por el triunfo de los fascistas en Brasil con el golpe que le dieron a Dilma Roussef y pensaron, con el asesoramiento de los gringos, que sería pan comido arrancarle a este pueblo su revolución y los logros obtenidos. 
Es verdad que hay todavía mucho que corregir, más de 200 años de condicionamiento al servicio de los imperios no se borra en una década, pero los venezolanos que amamos este terruño, estamos dispuestos a darlo todo por escribir nuevas páginas en la historia patria, para construir un nuevo mundo lleno de oportunidades para todos, lleno de felicidad, de bienestar, de luz y de amor para todos. Parece que la providencia proveyó a este pueblo venezolano de la sangre de los Libertadores y lo colocó como nuestra tarea, así como otros pueblos tienen la suya. Estamos dispuestos a cumplir con nuestro destino. Estamos claros y claras que no es la derecha ni los fascistas quienes van a abrir un camino hacia un mundo equitativo y solidario, hacia un mundo de una nueva era de paz.

La oposición, hasta esta hora del mediodía, sólo ha logrado tres concentraciones en diferentes puntos de Caracas, en la zona este, cuya magnitud no pasa de unos 30.000 personas en total. Hoy en mi pueblo no hay ni uno en la calle, sólo ayer noche un grupo de unas 15 personas como grillos trasnochados salieron a la calle a dar cacerolazos anunciando el golpe de hoy, pero hoy ante la falta de apoyo en todo el país, parece que decidieron quedarse en casa. Gracias a Dios, porque los habían instado a acabar con todo lo que fuera chavista a su paso.

La marea roja sobrepasa el millón de personas en la grandes avenidas en Caracas solamente y aun no se contabiliza la cantidad que ha cubierto las calles de las demás ciudades principales del país.

Al son de la música revolucionaria, al son de una marcha cerrada de hombres y mujeres de todas las edades, estamos coronando este día en PAZ, derrotando a los planes golpistas de la derecha nacional e internacional, derrotando a su violencia y a sus planes de masacre y asesinatos.

Antes de ayer se capturó a una banda de más de 90 individuos de nacionalidad colombiana, agrupados bajo un comando paramilitar que tenían su campamento a 500 metros del Palacio de Miraflores y cuyas órdenes eran asaltar Miraflores llenando de sangre y muerte al país. También se capturó a un dirigente de la oposición, hace tres días, con una cantidad de bombas y explosivos diversos, cuyos planes y órdenes eran hacerlos explotar en diferentes zonas de la gran ciudad, en zonas comerciales de alta confluencia de gente. Y hay todavía más que serán revelados en las próximas horas. El pueblo chavista se ha convertido todo en una sola fuerza junto con la fuerza militar y los servicios de inteligencia, haciendo de esto una fuerza increíble dispuesta a defender esta patria y a su Presidente Nicolás.

Ha sido una noche larga, de vigilia y de oración. Han sido unos días duros que ya se prolongan por varios meses, pero en lo más profundo de mi corazón siento que a partir de este 1 de Septiembre comienza una nueva etapa de la revolución bolivariana, con un pueblo más consciente de su rol protagónico en estos tiempos de lucha rebelde, de resistencia indomable, hasta lograr consolidar una tierra para la liberación planetaria en PAZ Y AMOR, CON LUZ Y JUSTICIA.

La estamos pasando dura pero aquí nadie se rinde porque la Paz, la Libertad y la Justicia bien valen la pena todos los esfuerzos conscientes de este pueblo que despierta a ritmos de tambor y cantos de gallo mañanero, de golpes duros y de sacudidas de alfombras bajo sus pies para sacarse poco a poco los condicionamientos sembrados por los señores de las sombras y el poder mediático mundial.

Pedimos a los pueblos del mundo que vean que sí se puede, que un pueblo unido puede cambiar su historia. Pedimos al mundo que vean que a pesar de que hay errores, sí es posible construir un mundo diferente de equidad y solidaridad, en paz. Pueblos del mundo hay que despertar porque somos millones de millones y juntos podemos hacer de este planeta un mundo mejor, sólo tenemos que darnos cuenta de que somos mayoría, somos una fuerza que aun termina de darse cuenta de que lo es. Nos hicieron creer que éramos nada. Nos hicieron creer que éramos menos, que era imposible que tomáramos las riendas de nuestro destino, que era imposible que nos saliéramos de su redil de esclavización alienante con una lógica del capital y el consumo desmedido. Nosotros en Venezuela decimos, hermanos y hermanas del mundo, gente bella que lleva la revolución en sus venas, gente hermosa que siente que ya no puede seguir aguantando más, levanten su voz y decidan hacer una nueva historia planetaria. Todos juntos podemos hacerlo. Digamos NO más violencia, digamos NO más guerras, digamos NO más hambre impuesta por las corporaciones, digamos NO más a la ignorancia, digamos NO más a la esclavización y exclusión, digamos NO más a la muerte y digamos un SI PROFUNDO A LA VIDA. RE-EVOLUCIONEMOS LA HISTORIA PLANETARIA.
Estoy viendo en la tele los ríos del pueblo revolucionario movilizado, al son de la marcha patriótica de los guerreros de Carabobo donde conseguimos nuestra independencia con Bolívar y les digo que no pude contener la fuerza que me inundó y me creció en el pecho, le di gracias a mi Padre-Madre por permitirme ver este milagro y consagré estas lágrimas de alegría a la Victoria de la Paz, una vez más en Venezuela.

Los amo.
Publicado en Corresponsalía en Venezuela, Nuevas Guerras
Tan fácil como Gmail ¡PERO ENCRIPTADO!
Categorías del Blog
Archivos del blog
Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA