CARTA DE STELLA, DESDE VENEZUELA (21 de Mayo de 2017)

Desde que hace unos años nuestra querida amiga Stella regresó a su país natal, Venezuela, nos hemos mantenido en contacto, como células o partículas hermanas, compartiendo nuestras visiones, esperanzas y esfuerzos. Ella nos ayudó a comprender el proceso que estaba viviendo su país. Pudimos darnos cuenta de hasta qué punto, y de forma imperceptible, habíamos caído en la trampa de “creer” que sabíamos lo que ocurría en su país, en base a las noticias que nuestros “informativos televisivos” emitían.

En cierta manera, existía una predisposición en contra de aceptar que nada bueno pudiera proceder de un ex-militar convertido en político. Por eso, y a pesar de la confianza en la honestidad de nuestra amiga, estuvimos meses examinando a fondo la nueva constitución de Venezuela, las nuevas leyes, las entrevistas y reportajes (completos, no los retazos extraídos fuera de contexto con que los telediarios aliñaban su programación) efectuados a Hugo Chávez. Y todo el programa político que había puesto en marcha en su país quedó expuesto, sin trampa ni cartón.

Al mismo tiempo que nuestras anteriores creencias y opiniones se desmoronaban ante los hechos, empezamos a respetar y admirar la integridad, la honestidad y el valor con que aquel ex-militar reconvertido a político estaba llevando a cabo la recuperación de un país enormemente rico, sumido en la pobreza por décadas de gobiernos corruptos y vendidos al poder.

El asedio a que ese país tan hermoso está sometido forma parte de las nuevas guerras de presión económica, de recursos, y de ejércitos mercenarios de supuesta “liberación”, disfrazados de oposición al gobierno legalmente constituido.

Venezuela no es más que otro de los muchos bastiones que se erguían frente a la uniformización de un gobierno mundial, controlado por el conglomerado militar-industrial-financiero, que bajo el disfraz de la piel de cordero de la “democracia” impone su neo-colonización a nivel mundial.

¿Seremos capaces de darnos cuenta de ello, y despertar de nuestro ‘sueño’ antes de que sea demasiado tarde?

El objetivo final de la estrategia, a escala planetaria, es derrotar en el terreno de las ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo, y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos.

Allen Dulles, miembro fundador de la CIA, y su director durante 8 años (1953-1961).

Esta es la última carta que hemos recibido de Stella. Con su permiso, os la queremos compartir a todos.

Equipo de Ser y Actuar

CARTA DE STELLA, DESDE VENEZUELA (21 de Mayo de 2017) (PDF)

Publicado en Corresponsalía en Venezuela, Noticias
Tan fácil como Gmail ¡PERO ENCRIPTADO!
Categorías del Blog
Archivos del blog
Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA

Esta web se ha declarado territorio libre del MONTAJE SIDA